Morreo

Tan lanzados como su propio nombre indica, Morreo son Germán y Joseca. Dos andaluces afincados en Madrid que han convertido su querencia por las melodías luminosas, el pop sesentero y la psicodelia setentera en su principal seña de identidad.

El salitre del mar, la piel tostada por el sol, la nostalgia del pasado, el brillo del futuro y la luminiscencia del presente se dan la mano en las 11 canciones de amor y desamor que componen su debut, «Fiesta Nacional» (2021), un álbum dominado por melodías orquestrales, sintes luminosos y guitarras andalusíes.

Descarga su foto promocional

Escuchar «Fiesta Nacional» es viajar en el tiempo desde la era de las grabaciones analógicas y los micros RCA hasta el auge creativo del indie-pop de los 2000. Un auténtico caramelo para cualquier amante del pop atemporal, que encontrará en su debut todo tipo de homenajes y dejes (voluntarios e involuntarios) a algunos de los mejores autores de canciones de los últimos 60 años.

Así, la inicial «Desayuno» y sus deliciosos coros, cuerdas y percusiones suenan tanto a Los Módulos como a los primeros Hidrogenesse. La psicodelia de «Soy un rayo» a las producciones más brillantes de Temples y a sus admirados Sons Of Raphael. El lado más ensoñador de Espanto y Family se asoma en las melodías de «Quemados por el sol». ¿Y no descenderán acaso de Vainica Doble esa mezcla de costumbrismo y surrealismo que rezuman «Tiempos verbales» y «Hola, corazón»?

No cabe duda: con un 10 en referentes, creatividad y ejecución, estos chicos se han llevado la medalla de oro del pop.